Vesícula Biliar

16 febrero, 2017 | By Leer Más

 COLANGIOPANCREATORRESONANCIA ó COLANGIO RESONANCIA (Vesícula Biliar)

Se estudia tanto la vesícula Biliar, el conducto colédoco y su conexión con el duodeno y Páncreas (incluyendo el conducto pancreático).
Tanto la colocación del paciente como la antena utilizada en éste estudio son los mismos que en el estudio del Hígado explicado anteriormente. También es muy importante utilizar el sensor de respiración.

Anatómicamente la Vesícula Biliar se encuentra en la cara visceral del Hígado, por lo tanto, la línea de centraje es la misma que en el protocolo de Hígado, pero quizás principalmente porque una gran parte de radiólogos deciden también estudiar todo el Hígado y si bajamos la línea de centraje nospodemos quedar con poca señal en la región más superior del Hígado. Así que se centra a la altura de la Apófisis Xifoides.
El estudio es bastante parecido al protocolo de Abdomen, pero hay que estar más pendientes en no cortar el conducto colédoco.

Éste estudio, como dijimos en el estudio de RM de Hígado, puede que se añadan o eliminen secuencias, dependiendo de su médico, así que las explicamos todas y usted vaya eliminando las que no le sirvan.
Se comienza el estudio con una secuencia localizadora (Fig.1_Colangio) donde obtenemos imágenes en los tres planos del espacio

Fig.1_Colangio

Para poder visualizar la extensión total de la Vesícula Biliar y colédoco,comenzamos el estudio con una secuencia Coronal (Fig.2_Colangio). Nunca he dicho la potenciación de las secuencias que se suelen utilizar, porque también es a elección del radiólogo, pero en éste estudio, para que podamos reconocer la vesícula y la patología, os voy a nombrar la potenciación. Sobre las imágenes Axiales colocamos el stack de cortes de manera estricta, de tal manera que abarquemos todo el abdomen. Sobre la imagen Sagital mantenemos el stack de cortes de manera estricta. En éste caso se realizó un Coronal TSE T2.

Fig.2_Colangio

Las imágenes inferiores corresponden a un Coronal TSE T2 (Fig.4_Colangio) y se visualiza una vesícula grande, Hiperintensa , y en su interior se observan varios puntitos “negros”, Hipointensos, que nos indica la presencia de piedras. Es importante observar antes de planificar las secuencias Axiales todas las imágenes Coronales para poder ver la extensión de la Vesícula, y Vías Biliares.

Fig.4_Colangio

Una vez que ya tenemos las imágenes Coronales se puede planificar los cortes Axiales (Fig.3_Colangio). En éste caso, se mantiene el bloque de cortes de manera estricta, teniendo gran cuidado de abarcar desde la parte más superior de la vesícula Biliar hasta el final del colédoco, para ello, sustituimos la imagen Coronal del localizador por aquella en la que se visualice mejor la estructura a estudiar.

Fig.3_Colangio

Aunque deseo añadir que a veces los médicos radiólogos desean estudiar todo el Hígado, así que en algunas ocasiones hay que añadir cortes para abarcarlo todo, es mejor eso que aumentar el grosor de corte.

Fig.5_Colangio

Al terminar los axiales se realizan dos secuencias, una en plano Coronal (Fig.5_Colangio) y otra en Axial (Fig.8_Colangio), son secuencias 3D Turbo Spin Eco T2 con técnica de supresión grasa, en la que todo aquello que tenga en su interior líquido aparecerá de manera Hiperintensa (blanca) y el resto, grasa, tejidos aparecerá Hipointenso (negro). Son secuencias con un grosor de corte de 2mm y -1mm de gap (separación entre cortes). Hay que abarcar tanto la vesícula y colédoco. Para ello, es conveniente comenzar con los cortes Coronales. Hay que visualizar todas las imágenes Axiales para ver la extensión anterior de la Vesícula y el Colédoco, es muy importante porque dependiendo de cada paciente, puede que nos sobren cortes o que haya que aumentar el número.

Si al principio le resulta difícil localizar el Colédoco, procure siempre tener como límite posterior el cuerpo vertebral y como límite anterior el final de la Vesícula Biliar. Aquí un vídeo de las imágenes obtenidas en la secuencia Coronal:

Fig.6_Colangio

Con las imágenes obtenidas, el equipo realiza una reconstrucción MIP, pero es necesario que nosotros hagamos un post procesado de la imagen. Son necesarias las tres imágenes MIP (Coronal, Sagital y Axial) y abarcar sólo la Vesícula, Colédoco y Conducto de Wirsung (situado en el Páncreas) para evitar que otras estructuras se antepongan a la región que queremos estudiar. Esto se realiza recortando las imágenes y así eliminando las estructuras adyacentes. Cuanto más recortemos las estructuras de alrededor será mejor para la reconstrucción del estudio ya que evitaremos que estructuras como los intestinos se superpongan a la Vesícula Biliar o colédoco, provocando que no visualicemos la posible patología. Pero como también deseamos ver el Wirsung, a veces se interpone el Intestino y no hay opción de eliminarlo.  Un vídeo donde se visualiza la Reconstrucción de la Vesícula y Vías Biliares.

Otra opción a la hora de planificar la secuencia Coronal (Fig.7_Colangio), que depende también de los equipos y del grosor de corte que nos permiten utilizar, porque cuanto más fino,menos estructuras abarcamos. Pero al ser una secuencia 3D la que estamos utilizando,se nos permite angular el bloque de cortes de tal manera que podamos tener en el interior la Vesícula y Vías Biliares.

Fig.7_Colangio

Una vez que tenemos las imágenes coronales y la reconstrucción 3D, se termina el estudio con los cortes Axiales (Fig.8_Colangio). Es más fácil porque simplemente hay que abarcar desde los Conductos Hepáticos hasta el final del Colédoco y se puede realizar sobre la imagen MIP Coronal que realiza la máquina, de tal manera que la visión de la anatomía es más concreta y fácil para nosotros.

Fig.8_Colangio

Podéis visualizar el vídeo de las imágenes Axiales:

 

Categoría: ABDOMEN, Vesícula Biliar